martes, 17 de junio de 2014

Traducción de videojuegos: una alternativa diferente

Uno de los mercados florecientes en estos últimos años que está superando a la industria del cine o la música, es el de los videojuegos. Se está produciendo una gran proliferación de plataformas y juegos nuevos que salen cada año mientras millones de jugadores esperan ansiosos en todo el mundo.

Aquí entra en "juego" el papel de los traductores de videojuegos, una alternativa diferente para los profesionales del sector de la traducción que encuentran, en esta industria en auge, una salida profesional más que recomendable.

Uno de los más vendidos de la historia es Final Fantasy y la traductora Raquel Uzal (Culleredo, 1988) ha realizado la traducción al español de este videojuego en los dos últimos años. Licenciada en Traducción e Interpretación por la Universidad de Vigo, acaba de recibir el Premio Nacional Fin de Carrera correspondiente al curso 2010-11 gracias a un expediente que también fue distinguido en su día como el mejor de Galicia en su área.

Raquel realizó una estancia "Erasmus" en Liverpool durante la carrera y, tras licenciarse, cursó un máster en Traducción Audiovisual en la universidad londinense de Roehampton con una beca Barrié. "Pensé que sería más fácil encontrar trabajo aquí, envié currículos y, antes de terminar los estudios, ya tenía respuestas. El cine y la televisión eran lo que más me interesaba, pero los videojuegos son un campo de trabajo similar. Se trata de historias muy elaboradas y muchas de ellas necesitan doblajes y subtítulos", compara.

Aunque nunca pensó dedicarse a este sector ahora afirma que "a más de un amigo le doy envidia y me dice que es el trabajo de sus sueños", y ha acabado por encontrar satisfacción profesional: "Es un trabajo divertido y muy bonito. Cada videojuego supone un reto diferente. La dedicación resulta casi constante porque en cualquier momento se te puede ocurrir el chiste, el juego de palabras o el nombre del personaje que necesitas. La palabra perfecta puede aparecer fuera de la oficina".

La multinacional Square Enix, que tiene otras dos sedes más pequeñas en Alemania y Francia, desarrolla algunos de los videojuegos más populares como Dragon Quest o Tomb Raider, además de la saga Final Fantasy, que ya suma 14 ediciones. "De alguna manera estás poniendo un granito de arena para que puedan llegar a todo el mundo. Los traductores no salvaremos el mundo ni curaremos el cáncer pero ayudamos al público a disfrutar de películas o juegos a los que de otra forma no tendría acceso", reivindica.

Además de trasladar secuencias al español, Raquel debe editar comunicados de prensa, tráilers, los making of y demás material promocional. En la sede londinense trabajan unas 200 personas, la mayoría desarrolladores, expertos en marketing y testers o probadores. Hay un especialista para cada idioma y ella se encarga de traducir desde el inglés para el mercado español e hispanoamericano. "Los juegos originales están en japonés y suelen venir desde el país nipón o EE.UU. Allí también hay especialistas en español y a veces colaboro con ellos porque siempre está bien compartir puntos de vista. Uno de ellos es sevillano y a veces usa expresiones que no todos los usuarios entenderían. Y lo mismo me puede pasar a mí. Hay que buscar un lenguaje estándar, neutro", explica.

Al igual que en otros trabajos de traducción de importantes marcas comerciales o grandes empresas multinacionales, Raquel no puede revelar en que está trabajando actualmente debido a las cláusulas de confidencialidad que a menudo han de firmarse para realizar el trabajo. Si eres traductor profesional, en este sector puedes encontrar una gran vía de trabajo.

Fuente : farodevigo

No hay comentarios:

Publicar un comentario