miércoles, 13 de agosto de 2014

Solicitan intérpretes médicos para hispanos en California

En los hospitales de California están solicitando intérpretes de español para los médicos porque se están encontrando situaciones en las que no pueden atender a los pacientes de manera correcta debido a la falta de entendimiento del idioma español.

Recientemente, una paciente tenía una hemorragia que no cesaba, con dolores insoportables, cuando en el último mes de su embarazo Gabriela Ortiz llegó de emergencia al Hospital General de Anaheim.

El personal médico que la recibió de inmediato diagnosticó que se trataba de un problema de placenta previa y le indicaron a la paciente que tendrían que hacerle una cesárea.

Sin embargo, Gabriela, quien entendía poco el inglés y menos aún los términos médicos que le comentaban, estaba desconcertada y tampoco sabía de qué se trataban los papeles que le pedían que firmara. "No me lo podían explicar, yo no les entendía, hasta que varias horas después llegaron unos familiares y ya me pudieron traducir y me realizaron la cirugía", recordó Gabriela, de 31 años de edad y residente en Santa Ana.

Cuando sus familiares se fueron del hospital, Gabriela volvió a padecer no solo de los dolores de tener un bebé, sino del problema de comunicación con enfermeras y médicos, ya que no podía explicarles su condición ni ellos entender las molestias que padecía.

Este tipo de situaciones ha llevado a un grupo de legisladores de California a proponer una iniciativa de ley que ofrezca los servicios de intérpretes o intérpretes para quienes tienen limitaciones con el idioma inglés en el momento de recibir tratamiento médico.

Se trata de la iniciativa AB 2325 o The Medical Interpreter Bill que, si se aprueba en la Legislatura y el Gobernador la firma, crearía un programa de comunicación para pacientes empezando el 1 de julio de 2015.

De esta forma todos los beneficiarios del programa Medi-Cal que lo requieran podrán contar con un intérprete certificado.

"Más del 45% de los californianos hablan en casa otro idioma diferente al inglés y se estima que casi 7 millones hablan el inglés muy poco", justificó el senador Lou Correa durante una conferencia realizada este jueves para impulsar la medida.

Según el legislador, estudios demuestran que la barrera del idioma contribuye a un diagnóstico y evaluación inadecuados de los pacientes, así como a la falta de tratamiento y errores médicos que llevan a procedimientos quirúrgicos más costosos e innecesarios.

Ante la situación demográfica de California, donde residen millones de mejicanos, esta medida favorecerá la atención hospitalaria a la vez que numerosos intérpretes encontrarán trabajo.

Fuente: laopinion