lunes, 27 de octubre de 2014

La importancia de la calidad en la traducción

El pasado 29 de septiembre se celebró el día internacional de la traducción y con tal motivo queremos resaltar la importancia de la calidad en las traducciones.

Las traducciones en todas las áreas de la sociedad tienen una trascendencia importantísima para el buen funcionamiento y entendimiento de las personas e instituciones.

Por ejemplo, en economía, el bilingüismo está totalmente insertado en nuestra vida diaria; por otra parte, exportamos e importamos productos y servicios constantemente. Es necesario tenerlo en cuenta en nuestro trabajo, ya que cuidar la lengua (todas las lenguas) será beneficioso para todos, en todos los sentidos. Las instituciones y empresas vascas deberíamos difundir y poner en práctica esta idea, en la medida de lo posible.

El mundo de la traducción es muy complejo y muchas veces no nos damos cuenta del trabajo que conlleva traducir un texto extenso. Cualquiera que sepa dos idiomas puede traducir un texto más o menos de un idioma a otro, pero ¿es realmente tan fácil hacer buenas traducciones? ¿Es alguien traductor por el mero hecho de saber dos idiomas?

Hay mucha gente que se dedica a la traducción, pero ¿qué es una buena traducción? ¿Cómo se puede medir? Parece algo totalmente subjetivo, pero hay algunos criterios que sí se pueden medir y que pueden ayudar a determinar si una traducción es adecuada o no.

Una buena traducción debe transmitir el mismo contenido del texto de origen a la lengua de destino y, evidentemente, no debe añadir ideas ni tampoco suprimirlas. El registro del texto de origen, las expresiones, los giros, la terminología deben trasladarse correctamente. Y como el texto se creó para un objetivo y un público concretos, es preciso respetar el espíritu y el objetivo del texto original, para que la traducción provoque su mismo efecto.

Estos son algunos aspectos fundamentales que toda traducción de calidad debería tener, a pesar de la proliferación de las herramientas automáticas que, para sacarnos de un apuro están bien, pero si de calidad se trata, solo un traductor profesional logrará la calidad que necesitas.

Fuente: El País

No hay comentarios:

Publicar un comentario