martes, 22 de octubre de 2013

Traductores jurados y expectativas profesionales

Ciertas profesiones del mundo laboral son muy demandadas, sobre todo por el elevado grado de especialización y experiencia que requieren. Aquí es donde encontramos un sector imprescindible para las relaciones laborales e institucionales a nivel internacional como el de los traductores jurados. En nuestra sociedad actual, son prácticamente imprescindibles para cualquier tipo de trámite jurídico oficial en otro idioma o país.

Para ser traductor jurado primero es necesario superar un examen que permite obtener la correspondiente certificación del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación (MAEC). Los interesados pueden dirigirse a este Ministerio o entrar en su página web: www.maec.es. Una vez nombrado, el traductor puede  realizar traducciones juradas, es decir, traducciones que él mismo firma y sella para certificar su fidelidad respecto a los textos originales. Por ello, esta especialización de la profesión ofrece la ventaja de la imposibilidad de que haya intrusismo profesional puesto que únicamente pueden ejercerla los traductores nombrados tras haber superado el examen correspondiente.

En estos momentos de incertidumbre laboral en España, se está registrando una importante demanda en la profesión de traductor jurado en grandes ciudades españolas como Madrid, Barcelona, Bilbao, Valencia o Sevilla. Los últimos datos de la economía española reflejan que las exportaciones han crecido de manera exponencial en estos últimos años. Este hecho ha puesto en contacto a grandes y medianas empresas españolas con el mundo exterior a la par que ha incrementado los contactos institucionales dentro y fuera de la UE. Para la traducción de la mayoría de documentos oficiales y contratos entre países es necesario contar con traductores jurados.

Asimismo, cabe destacar que los traductores jurados también realizan traducciones en todo tipo de ámbitos con la diferencia de que no las sellan cuando no es necesario jurarlas, aunque no por ello el trabajo es de menor calidad.

El mercado de trabajo para la profesión de traductor jurado sigue en alza y en constante crecimiento y si conseguimos la capacitación necesaria, nos estaremos asegurando un muy buen presente y futuro profesional.

Más información: MAEC

No hay comentarios:

Publicar un comentario